93.408.91.05
93.408.91.05

VIH / Antígeno P24

Llámanos a 93 408 91 05
Te informamos

Realizarme la prueba rápida del VIH/Antígeno P24, nuestra prueba combinada

 

Esta prueba se realiza SIN CITA PREVIA. Consiste en un pequeño pinchazo en el dedo y el resultado se obtiene en 20 minutos

Esta prueba analiza tanto la detección de Anticuerpos de VIH como la presencia del Antígeno P24.

Nuestro médico le resolverá las dudas que pueda tener acerca de un posible contagio o sintomatología que presente.

 

No dude en realizarse la prueba y asegurar su salud y la de los que le rodean.

 

Total confidencialidad.

 

Ver tarifas

 

Detección de los anticuerpos de VIH

Los anticuerpos del VIH se pueden detectar cuando ha transcurrido un período de ventana de 3 meses desde la relación o la exposición de riesgo para que cualquier prueba clínica alcance el máximo de fiabilidad posible.

 

Según la OMS: "El VIH puede transmitirse por las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada, la transfusión de sangre contaminada o el uso compartido de agujas, jeringuillas u otros instrumentos punzantes. Asimismo, puede transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia"

 

 

Antígeno P24 de VIH

El antígeno P24 es una proteína vírica que en el inicio de la infección por VIH está característicamente elevada, cuando el cuerpo todavía no ha tenido tiempo de reaccionar y desarrollar anticuerpos.

 

Esta prueba sirve como cribado de una exposición e infección reciente por VIH. En nuestro caso realizamos la prueba rápida combinada con HIV anticuerpos y Antígeno P24; con esta prueba se consigue aumentar la probabilidad de detectar una infección por VIH de manera precoz después de una posible exposición.

Esta prueba se puede realizar cuando han transcurrido 3 semanas de la fecha de exposición o de la relación de riesgo.

 

Cualquier resultado obtenido de dicha prueba debe ser reconfirmado transcurridos los 3 meses del periodo de ventana.

 

¿Qué es y cómo se transmite el VIH?

Sida quiere decir 'síndrome de la inmunodeficiencia adquirida' y es una enfermedad que destruye el sistema inmunitario, las defensas del cuerpo, producida por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

 

Estar infectado por el VIH no es lo mismo que tener el sida. Hay personas que pueden tener el virus y estar muchos años sin tener síntomas de la enfermedad, encontrarse bien y tener buen aspecto. Estas personas son seropositivas, no tienen el sida, pero pueden transmitir el virus a otras personas.

 

¿Qué pasa cuando te infectas de VIH?

Una vez en el interior de las células, el virus puede quedarse dormido durante largos periodos de tiempo aunque, a veces, se multiplica y puede destruirlas. De esta manera, el sistema inmunitario pierde la capacidad para defenderse de las infecciones producidas por otros gérmenes y también la capacidad para destruir las células anormales que se producen en nuestro organismo. Este hecho facilita la aparición de enfermedades que caracterizan el sida:

  • Las oportunistas: se producen cuando el sistema inmunitario se encuentra afectado.
  • Determinados tipos de cánceres.
  • Alteraciones neurológicas: provocan alteraciones graves de la conciencia hasta llegar a la demencia.

El virus se puede transmitir siempre que llegue una cantidad suficiente de sangre, semen, flujo vaginal o leche materna de la persona infectada a la persona sana.

 

No todo el mundo tiene la misma facilidad para infectarse: un buen estado de salud, que incluya una nutrición correcta y un adecuado equilibrio emocional, favorece la resistencia general a las infecciones.

 

Los mecanismos de transmisión del VIH son:

  1. La transmisión por la sangre: el riesgo de infección es muy elevado cuando se comparten agujas, jeringas y otros objetos contaminados por el uso de drogas inyectadas. En este caso, la cantidad de sangre que queda en estos utensilios puede ser suficiente para transmitir el virus, lo cual es todavía más fácil que cuando se comparten muchas veces. Los pinchazos con jeringas contaminadas y los cortes accidentales comportan también un riesgo para el personal sanitario.                     Desde 1986 las transfusiones de sangre, los trasplantes de órganos y la inseminación artificial son controladas sanitariamente y el riesgo de contagio por estas vías es prácticamente nulo. Otras situaciones de riesgo bajo, pero con posibilidad que se pueda transmitir el virus en la población general, son:
    • Cuando se produce un contacto penetrante (pinchazo o corte) con un objeto que haya sido contaminado con sangre de una persona infectada. Eso puede pasar cuando no se utilizan utensilios de un solo uso o bien cuando estos utensilios no han estado debidamente esterilizados como, por ejemplo, al ponerse un piercing en cualquier parte del cuerpo, en la perforación de lóbulos de las orejas, al hacerse tatuajes, la depilación eléctrica y al pincharse con una jeringa o una aguja de origen desconocido.
    • Cuando se comparten objetos domésticos que se puedan manchar con sangre, como cepillos de dientes, cuchillas y otros utensilios de uso personal (aunque por razones de higiene no se tienen que compartir nunca). El hecho de no compartir este tipo de objetos también evita la transmisión por vía sanguínea de otras infecciones, como las hepatitis B y C y el herpes.
  2. ​​La transmisión sexual: las relaciones sexuales con penetración sin preservativo con personas infectadas, tanto del mismo como de diferente sexo, comportan un riesgo de contagio. No todas las formas de relación sexual tienen el mismo riesgo: las de penetración anal o vaginal sin preservativo comportan un riesgo elevado, mientras que en las relaciones que comportan contacto oral con los órganos genitales el riesgo de contagio es menor (no significa que este sea inexistente). Por último en las relaciones sin penetración no hay riesgo de contagio (ver cuadro a continuación). La existencia de otras infecciones de transmisión sexual facilita el contagio por VIH. 

 

Grado de riesgo

Práctica sexual

Riesgo alto

- Penetración anal receptiva sin preservativo (persona penetrada en la relación sexual)
- Penetración vaginal receptiva sin preservativo (persona penetrada en la relación sexual)
- Penetración anal insertiva sin preservativo (persona que penetra en la relación sexual)
- Penetración vaginal insertiva sin preservativo (persona que penetra en la relación sexual)

Riesgo bajo, pero posible

- Felación (contacto orogenital a un hombre) sin preservativo y con eyaculación en la boca
- Cunnilingus (contacto orogenital a una mujer) sin barrera
- Felación sin preservativo pero sin eyaculación en la boca
- Beso negro (contacto oroanal) sin barrera
Compartir juguetes sexuales sin barrera

Sin riesgo

- Besos húmedos (de boca a boca)
- Masturbación mutua
- Caricias y masajes
- Besar o lamer el cuerpo

 

Sin embargo en las prácticas sexuales de riesgo alto hay que tener en cuenta que:

  • El riesgo de infección por el VIH es superior en la penetración anal que en la vaginal.
  • En todas las relaciones sexuales con penetración, ya sea anal, vaginal y oral (felación), el riesgo es teóricamente superior para la persona penetrada o receptora que para quien penetra.
  • Cuando hay lesiones en las mucosas, el riesgo se incrementa. Por este motivo, cuando una persona presenta otras enfermedades de transmisión sexual (gonorrea, sífilis, herpes, entre otros), el riesgo de infección por el VIH aumenta.
  • En la estimulación oral de los genitales femeninos, el riesgo de infección por el VIH aumenta mucho si la mujer infectada tiene la menstruación.
  • La transmisión perinatal (de la madre al bebé) es uno de los tres mecanismos principales de infección. Cuando una mujer embarazada está infectada por el VIH existe el riesgo de que éste se pueda transmitir a su hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia materna. La probabilidad que esta transmisión se produzca es entre el 20 y el 25% en el caso de no tomar ninguna medida terapéutica.

La transmisión del virus del VIH NO se produce por:

  • Compartir el puesto de trabajo
  • Compartir una habitación
  • Viajar en el mismo vehículo
  • Utilizar los inodoros públicos
  • Convivir en una misma casa
  • Compartir comida en la misma mesa
  • Bailar
  • Abrazarse
  • Darse besos
  • Compartir la clase en una misma escuela
  • Bañarse en una piscina pública
  • Utilizar la misma ropa
  • Compartir lápiz, juguetes, etc.
  • Sufrir una picadura de mosquito o cualquier otro insecto
  • Donar sangre

Recordamos que el VIH:

  • Es muy poco resistente a las condiciones ambientales
  • No se propaga por vía aérea
  • No se transmite por vía digestiva
  • Se destruye con el calor, con los detergentes, con la lejía, con el acohol, etc.
  • Si lo pensamos bien, el riesgo de infección se encuentra limitado a pocos tipos de contactos que, generalmente, se producen de manera voluntaria

 

Fuente: Generalitat de Catalunya (gencat.cat)

 

Centre Mèdic Travessera Barcelona

Dirección:

Travessera de Gràcia 285 BIS

08025 BARCELONA           

(Junto al cuartel de la Guardia Civil)

Teléfono: 93.408.91.05

Horarios:

Nuestros horarios son:

Lunes a Viernes

De 09:00 a 14:00 y

De 16:00 a 20:00

 

- SIN CITA PREVIA -

 

Ya hemos vuelto de vacaciones, abiertos en nuestro horario habitual.

¿Cómo llegar?

Transporte público:

Metro línea amarilla parada Joanic.

Bus 39, 55, 114, 20, 45, 47, H8, 116, 92, V21

 

Transporte privado:

Parking SARIPARK a 30 metros del centro médico, con tarifas especiales para nuestros clientes, entrada por C/Escorial nº 8 o C/Joaquim Ruyra, Barcelona.

 

Ver en mapa



SOMOS UN ESPACIO CARDIOPROTEGIDO

Centro Médico BARCELONA

También en Instagram:

@centremedictravessera 

Visitas recibitas: